Banco con Martillo

16,90

Usa el martillo para golpear las robustas clavijas de madera en sus agujeros. ¡Dale la vuelta y empieza otra vez! Este maravilloso juego ayuda a tu peque a desarrollar la destreza y la coordinación ojo-mano. ¡Golpea aquí! ¡Golpea allá! ¡Ahora al verde!

Solo quedan 1 disponibles

+ -
Referencia: 49743. Categoria: .

Descripción del producto

Usa el martillo para golpear las robustas clavijas de madera en sus agujeros. ¡Dale la vuelta y empieza otra vez! Este maravilloso juego ayuda a tu peque a desarrollar la destreza y la coordinación ojo-mano. ¡Golpea aquí! ¡Golpea allá! ¡Ahora al verde!

Mientras se divierte con este juego clásico, que no pasa de moda, tu peque está poniendo en marcha un montón de habilidades en pleno desarrollo en la primera infancia. Por un lado, trabaja la motricidad al sujetar el martillo y colocar las piezas de madera en los agujeros, por otro lado, el ejercicio de golpear con un objetivo concreto, la piezas, desarrolla su coordinación. Además, es una forma divertida de conocer y aprender los colores básicos. Los juegos de repetición suelen tener mucho éxito en los niños a partir de los 18 meses, cuando se produce una acción-reacción que ya conocen y pueden predecir, su mundo gana seguridad. Por esto, este tipo de juegos que les permiten repetir la misma acción pero produciendo un pequeño cambio, suele tener tanto interés para ellos y tanta importancia para afianzar su seguridad.

En la línea de estos juegos de coordinación con martillo, en nuestra tienda puedes encontrar más opciones: Casa con martillo o Banco con martillo y Xilófono. ¡Elige el que más te guste de la colección. Seguro que tu pequeño los va a disfrutar un montón.

¡Usa el martillo para golpear las robustas clavijas y disfruta de esta maravillosa actividad!

 

 

Información Adicional

Edad

Número de jugadores

Dimensiones

12,50 x 22 x 9 cm.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Banco con Martillo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.